Ley de Bosman

Posted by Gonzalo De Feliche on junio 20, 2012 with No comments

 Bélgica. Año 1990. Un club: RFC Lieja (en ese entonces en Primera, hoy (2011) en Cuarta División). Un futbolista: Jean Marc Bosman. Un conflicto que no pasaría desapercibido en el fútbol mundial:
 El club belga mantenía los derechos federativos del jugador. Su contrato estaba finalizando y al intentar la renovación del mismo, Bosman se negó porque el vinculo no cumplía las expectativas económicas que pretendía. A raíz del desacuerdo fue declarado transferible. 
 Un equipo galo, USL Dunkerque se interesó por sus servicios y rápidamente quiso acordar una cesión por un año con opción de compra. Pero el RFC puso una clausula de mucho dinero que no convenció para nada a la escuadra francesa. El futbolista entró en conflicto con su equipo y fue separado del plantel profesional.  
 Bosman con el enojo de no ser traspasado a Francia, demanda a su escuadra por los términos irregulares de su contrato, alegando que no debían ponerle una indemnización al Dunkerque (amparado por el Tratado de Roma que "se prohíbe que las asociaciones o federaciones deportivas nacionales e internacionales puedan establecer en sus reglamentaciones respectivas disposiciones que limiten el acceso de los jugadores profesionales extranjeros ciudadanos de la Comunidad Europea a las competiciones que organizan; y que los clubes de fútbol puedan exigir y percibir el pago de una cantidad de dinero con motivo de la contratación de uno de sus jugadores por parte de un nuevo club empleador habiendo terminado su contrato").
 La decisión del juicio concluyó en 1995. Se dictaminó la "Carta de Libertad de Acción" para el futbolista que finalice su contrato y no sea renovado, y el movimiento libre de futbolistas europeos en cualquier liga del continente. 
 Jean Marc, jugó una temporada en el Charleroi (1991), pero fue despedido. Luego pasearía por la tercera y cuarta división de Bélgica. El modesto delantero nuevamente recurrió a la demanda por desempleo pero en principio fue rechazada. Nueve años después, tras ganar el fallo, recibió 780 mil euros de indemnización. 
 Un hombre que cambió el mundo del fútbol e hizo millonarios a muchos futbolistas (contratos jugosos para ellos, clausulas de rescisión exageradas). Era un mediocampista que no valía nada, pero hizo temblar a los de traje y corbata. 
Hasta 2011 tuvo problemas con el alcohol y está en bancarrota. Distinto.

Categories: