Messi omnipresente

Posted by Gonzalo De Feliche on octubre 13, 2012 with No comments
 Cátedra del mejor jugador del mundo para establecer goleada en Mendoza de la Selección Argentina ante su par de Uruguay y ser única puntera de las Eliminatorias Sudamericanas. Tras un primer tiempo disputado estratégicamente, en el complemento apareció el astro rosarino para abrir el marcador, dominar el ritmo del juego, generar el segundo y sentenciar, genialidad mediante, el resultado final. Mientras tanto, se asoma el 2014. 



 Busquemos sinónimos de Messi: estelar, sobresaliente, superior, excelente, aventajado, culminante, supremo, notable, magnífico, destacado, descollante, ilustre, célebre, maestro, eminente, eximio, relevante, maravilloso, estupendo, fascinante, extraordinario, irreal, imaginario, fabuloso, soberbio, mítico, suntuoso, admirable, mágico, celestial, e infinitos más. Otra inexplicable actuación para darle la victoria a la Selección nacional en un partido áspero, cerrado, fuerte en mitad de campo ante el siempre aguerrido Uruguay. Ese toque distintivo al resto que hace a un individuo, alma y cerebro generador-asisitidor-goleador de cada gajo que transforma una pelota, y que ya resulta objeto camuflado en su botín, gracias a Dios es nuestro. 
 En el primer tiempo perduró la paridad. Los de Sabella tuvieron el control del balón, pero el estricto bloque defensivo charrúa cortó todo avance peligroso del local. Claramente se esperaban los destellos del número 10, que cuando agarraba la lanza, estremecía extraños y excitaba propios. Agüero y Di María aportaron lo suyo, aunque Higuaín se mostró desencontrado con el resto del equipo. Gago y Masche cumplieron, al igual que la defensa, que no tuvo mayores riesgos. 
 En la segunda mitad se vio lo mejor de Messi. Corazón de león para pedirlas, jugarlas y brillar. A los 20, la llevó desde sus pies, combinó con Di María y se anticipó la salida de Muslera para entrometersela de caño. Respiro. Era necesario ese estallido para lucir. Apenas un ratito después se afirmó la llama de Lionel: exquisita habilitación para que el extremo del Real Madrid toque atrás y el Kun liquide. Los charrúas no pudieron cortar el circuito argento como en el primer acto, y además, Lugano tuvo que retirarse lesionado. El team de Tabárez se desplomó lentamente y jamás le generó sobresaltos a Sergio Romero
 Sin embargo, había que destapar una joya extra. El referato pitó tiro libre cerca del área, para un zurdo. Y sí, el grito se elevó hasta el cielo. Para colmo, Messi sorprendió hasta a sus compañeros: remate raso, copia fiel a su amigo Ronaldinho para dejar estéril la estirada de Muslera. 
 Entre aplausos y ovaciones, Mendoza y el país despidió al equipo que tiene a un hombre diferente y que es el único futbolista capaz de determinar el destino de un partido. 


Los goles: